sábado, 25 de marzo de 2017

JARABE DE MAGUEY ALTO EN FRUCTOSA

                                       Dr. Arcenio Estévez Medina. 
Si le están vendiendo el jarabe de maguey alto en fructosa, tenga cuidado porque esta sustancia es muy peligrosa.  Usted no puede olvidar que hay gran interés por encontrar edulcorantes artificiales para que la gente coma mucho y no sienta que aumenta de peso.
Luego del jarabe de maíz alto en fructosa, ahora nos quieren vender jarabe de agave para endulzar todo.  La publicidad está embarcada en conquistar la preferencia del consumidor a cambio de un deterioro progresivo de la salud, bajo el amparo majestuoso de la ignorancia del público.  ¡El comercio siempre apuesta a imponer, por encima de todo, sus beneficios económicos!  Nunca crea en las ventajas proclamadas por el productor o representante de una marca, siempre compruebe por sus medios la veracidad de las cualidades de cualquier artículo que le promocionen. 
El maguey o Agave americano, como se le conoce en lenguaje científico, es una planta que crece silvestre y prefiere el terreno seco para su desarrollo.  La vemos solitaria y señorial en montañas y barrancos, sin dejar muchas posibilidades existenciales a sus compañeras del reino vegetal.
Se parece mucho a la cabuya o sisal y menos a la sábila; no obstante, el explorador inexperto puede confundirla con cualquiera de las dos.
La cepa del maguey hervida es recomendada en medicina doméstica para las úlceras de estómago y duodeno.  Con estos propósitos se da a tomar al paciente una taza de la referida decocción tres veces al día.
En el caso del alcohol, elaborado con el maguey, puede ser que no surta efecto tóxico, consumido en cantidades no excesivas, porque mediante el proceso de fermentación se pierden muchos de sus principios activos.
Razones para no consumir el maguey.
Contiene sustancias causticas que pueden producir edema de las cuerdas vocales y hasta la muerte por asfixia al reducir el paso del oxígeno a través de la tráquea.
El paciente que ingiere maguey puede presentar náusea, pulso débil, baja brusca de la temperatura, de la presión y hasta la muerte por un paro cardio-respiratorio.  El zumo de las hojas o pencas, puede producir alergia en la piel, por lo que no se recomienda este uso.

El jarabe de maguey alto en fructosa es la última propuesta publicitaria como alternativa para endulzar.  Sin embargo, es peor que el jarabe de maíz, porque tiene más fructosa (entre 70 y 90%) mientras que el de maíz contiene 55 % de este hidrato de carbono, capaz de producir daños al hígado, diabetes, hipertensión arterial y aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario